Piñones y Araucarias Imprimir E-mail

Experiencias de emprendimientos en PFNMs, cooperativas y comercio justo en la Araucanía Lacustre y Araucanía Andina, bajo la cálida sombra de las araucarias del mundo pehuenche.



La gente de Lonquimay ha recibido con interés la visita de la Federación de Cooperativas Ngen de Curarrehue. Apoyadas por un proyecto FIA, en la gira participaron 14 socias; la coordinadora de la actividad, María Jesús Ulloa Posada; Fernando Arancibia, Ejecutivo de Innovación de la Fundación para la Innovación Agraria; y Susana Valenzuela de la Universidad de la Frontera.

Nuestras amigas pewenches de Curarrehue, vinieron a conocer el proyecto “Encadenamiento Productivo de Tres PFNM: Piñón, Morchella y Rosa mosqueta, en Lonquimay, IX Región”, el que forma parte del programa PIT FIA; y a compartir experiencias con los emprendedores locales. Ambos territorios (Lonquimay y Curarrehue), se  encuentran en la misma faja en línea recta por la cordillera de los Andes, casi en el límite con Argentina. Nos separa apenas  27 km, sin embargo el viaje demoró más de 6 horas, desde sus casas hasta la plaza de Lonquimay.

Lonquimay

En nuestra comuna hay seis emprendedores, tres mujeres y tres hombres, quienes relataron sus experiencias de vida y trabajo, y el largo camino iniciado a través de Bosque Modelo Araucarias del Alto Malleco,(BMAAM), hace ya más de ocho años. Hoy, gracias a las alianzas con la UFRO, Universidad de Chile, ASEMAFOR, el FIA, y BMAAM, pueden dar cuenta del gran crecimiento en el que se encuentran, y como han iniciando un vuelo de autonomía económica y sueños cumplidos.

Desde Icalma, en la península del lago, Rosita Huilcaleo, dio cuenta de su reciente trabajo como emprendedora independiente. El verano del 2011, finalmente sintió que había despegado: en su terreno, su propio camping, se levanta orgullosa su fábrica de alfajores y galletas, donde ella involucra a los visitantes y turistas en el proyecto. Les vendió pan amasado, galletas y alfajores de piñones, realizó mini cursos para enseñar a prepararlos, y quedó muy feliz después de un verano intenso, porque ahora tiene la seguridad de que está en el camino correcto.

En Ranquil – Pelehue, está Flor Lagos, como ella dice muy orgullosa, una madre soltera, con un hijo precioso, que es el motor de su vida y de toda la energía positiva que ella trasmite. Lleva ya seis feria en el cuerpo, ha aprendido mucho, todo lo asimila para bien, el etiquetado, la higiene, las recetas, la venta, todo, se siente segura en lo que esta emprendiendo y está feliz.

Desde Ranquil – Llames, llega Carmen Moreno, agitada, llena de ideas, feliz y preocupada, no le faltan los problemas, esta con su marido enfermo y lo mismo su hija, pero agradece a diario la oportunidad que tiene para alimentar y cuidar a su familia, con su espíritu y su energía, los va a sanar a todos.

En Quinquén: Sociedad Meliñir Ltda., sorprende este proyecto, con una venta ya en muchos puntos del país, con una familia comprometida hasta con los niños, se ven a futuro con su gran empresa produciendo piñón en conserva, envasados de harina de Piñón, cuidando la imagen de la empresa, de los productos y de las personas. Acá destaca un líder innato, Joaquín Meliñir, quien va con su cultura por delante, orgulloso de ser pewenche, no en vano es el hijo del Lonco de Quinquén.

La Follil Pehuenche, reposada, armónica, nos muestra que hacer turismo en estos territorios tan apartados, requiere de calma y planificación; la familia confía en su proyecto, y esperan tranquilos que la gente llegue. Ellos esperan y se preparan, también ofrecen hospedaje al pueblo pewenche, sus hermanos, que cuentan con una cama abrigada y calentita para alojarlos, cuando les toca bajar al pueblo.

Y PEZARTE, una sociedad grande, que se proyectan con una gran fabrica, secadora y peladora de Mosqueta, acopio de la morchella y productor de harina de piñón; tres productos “para dar vuelta todo el año”, comenzando con la Rosa Mosqueta, pasando por el Piñón y finalizando con los hongos Morchella, así hay trabajo para rato.

Federación de Cooperativas Ngen

Formada por cinco Cooperativas (Consumo, Campesina, Servicios Turísticos, Madera y Transporte), iniciaron su presentación con un video que mostraba la presencia de cada una, en el territorio de Curarrehue. Los ejes fundamentales que la sostienen son: equidad hombre – mujer, respeto medioambiental, promoción de la organización social de base, respeto cultural y promoción del comercio justo. En este contexto, 8 socias de las cooperativas Campesina y de Consumo, con su presidenta Beatriz Carinao al frente, contaron su experiencia productiva y de comercialización solidaria. La Cooperativa recibe, bajo precio convenido y transparentado con las socias, la materia prima, en este caso piñones, y desde el 2011, dulce y aceite de rosa mosqueta, que la Cooperativa procesa con resolución sanitaria del 2010 (que costó sudor y lágrimas), para su venta en el mercado convencional y de Comercio Justo. Los piñones han sido el producto estrella de la Cooperativa, pero a través del proyecto FIA y con el apoyo de la Universidad de la Frontera se logró echar a andar la sala que permite la diversificación de la producción asociada a los productos de recolección del territorio pewenche de Curarrehue.

FIA apoya a la Federación de Cooperativas Ngen desde su creación con un proyecto de innovación en gestión agrícola desde el año 2006 hasta el año 2008. Desde el año 2008 se profundiza en la necesidad de generar negocios sustentables a través de la comercialización de los productos del bosque nativo. Hasta el momento, los hitos del proyecto han sido la consecución del sello de leña certificada para la Cooperativa de Madera y la apertura de la Sala de Procesos.

El motor de esta Federación siempre han sido las mujeres, su esfuerzo y capacidad de organización; y la dedicación del equipo técnico han llevado a la Cooperativa donde está, no sin obstáculos y piedras en el camino que día a día se deben ir sorteando. Una nota que apoya el ánimo y el entusiasmo es la posibilidad de conseguir mercado de exportación a través de Comparte, exportadora de Comercio Justo. Pero los resultados de esta aventura, los dejamos para el siguiente artículo.

¿Conclusiones? Con entusiasmo y constancia, los/as pequeños/as recolectores/as, productores/as y emprendedores/as consiguen resultados en producción de calidad y ventas.  Nos queda un largo camino que recorrer en la discusión sobre el CITE´s, pero sentimos que el logro de uno/a es un logro para todos/as.

Nos veremos en una segunda oportunidad en Curarrehue, esperando que este intercambio sea el comienzo de un largo y fraternal camino por recorrer.

Click para abrir
Click para abrir
Click para abrir
Click para abrir
Click para abrir
Click para abrir
Click para abrir
Click para abrir
Click para abrir
Click para abrir



Autoras:
Jenia Jofre, BMAAM - Lonquimay
María Jesús Ulloa Posadas, Federación de Cooperativas Ngen - Curarrehue
e